/ Agricultura familiar sustentable / Cultivo de perejil

Cultivo de perejil

El perejil es una planta originaria del sureste europeo. Se adapta muy bien a casi todos los climas y se desarrolla en cualquier tipo de terreno. De acuerdo al tipo de semilla, se puede sembrar todo el año; además, es posible cultivarlo en la casa, jardines o balcones. Toda la planta tiene un sabor agradable y propiedades medicinales muy utilizadas conocidas desde la antigüedad, cuando se la utilizaba para curar heridas.

CULTIVO

Al perejil hay que darle espacio, luminosidad y agua suficiente. Es una planta conocida mundialmente y utilizada como aderezo, además de ser bianual, crece con facilidad y, por ello, puede ser cultivada también en maceta. Es rica en vitaminas y proteínas, como así también en yodo, hierro, magnesio y otros minerales. Si bien a la semilla del perejil le resulta difícil germinar, crece fácilmente en los lugares sombreados. Para acelerar el proceso de germinación, se aconseja dejar las semillas en remojo, agua tibia o entre hojas de papel húmedo, de un día para el otro, para ablandar sus capas. Se puede sembrar todo el año, teniendo en cuenta que las semillas de procedencia extranjera germinan mejor de marzo a abril. En cambio, la germinación de las de origen nacional ocurre de setiembre a noviembre. La siembra es en lugar definitivo, al voleo, en liños marcados de un centímetro de profundidad. La distancia entre liños debe ser de 30 cm. Una vez depositada las semillas, se cubren con tierra y, posteriormente, se riega para que no quede aire entre la semilla y el suelo, ya que si esto ocurre, se perjudica la germinación. Se puede también cultivar en almácigos. Dos meses después de la siembra, se puede comenzar la cosecha en forma escalonada; es decir, el primer corte comienza en el lugar más desarrollado. Los cortes pueden realizarse cada 25 días hasta que llegue la floración. Es posible dejar que florezcan, si se quiere usar las flores como medicina, o cosechar las semillas para conservar la variedad en la resiembra.

USO Y PROPIEDADES

Uno de los principios activos más sobresalientes del perejil es un aceite esencial, oleumpetrosilini, rico en apiol, y un alcaloide, la miristicina. También aporta abundante cantidad de provitamina A y vitamina C, y un aminoácido indispensable: la lisina.

El perejil no solamente combate la flatulencia y estimula la digestión, sino que también favorece la cura de enfermedades hepáticas y la hipertensión. Puede usarse en forma machacada para eliminar manchas de la piel y cicatrizar heridas. Esta planta se puede utilizar en las comidas por su gran aporte de vitaminas y minerales, al igual que en las infusiones y los jugos. Las hojas bien machacadas dan buen resultado para la inflamación y el dolor de picaduras de insectos, abejas y avispas. Asimismo, es bueno para el dolor de muela, oídos y contusiones; combate las manchas en la cara y el cuerpo, como pecas y arrugas, consecuencia de afecciones del hígado y los riñones. Para estos casos, se usan 30 g de la hoja fresca bien machacada y se agrega una cucharada de agua. Exprimir con una tela fina y aplicar en la parte afectada, es decir, por la cara. En bronquitis, asma y otras afecciones se hierven 50 g en 1 l de agua, durante 15 min. Tomar una taza en ayunas y otra bien caliente al acostarse.

COMERCIALIZACIÓN

La comercialización de la parte aérea puede ser en forma fresca en mazos o secado a la sombra, para que las hojas no pierdan el color y sus propiedades medicinales. Después de la floración se pueden cosechar las raíces, las cuales son posibles de conservar en esa forma. En el caso de acidez o trastornos digestivos, se recomienda hacer una infusión con unas cinco semillas de perejil en una taza de agua hirviendo. Se tapa con un plato y, luego de 10 min, se filtra. Se recomienda tomarlo después de las comidas. Para el caso de irritación en los ojos, lavar bien un manojo de perejil fresco, ponerlo dentro de un paño y retorcer bien hasta obtener el jugo. Con un algodón embebido en ese jugo, aplicarlo sobre los ojos. No se deben usar dosis excesivas. Es necesario consultar al médico para su uso fuera de las recomendaciones domésticas, pues se deben tener en cuenta los componentes que tiene esta planta. Para problemas renales, se puede usar el perejil fresco en té o jugo. En el primer caso, poner en jarra de vidrio o loza un puñado de perejil fresco, verter en ella 1 l de agua y tomar una taza tibia con las comidas. Como jugo, machacar o picar un puñado de perejil en 1 l de agua, guardar en una jarra de vidrio en la heladera y tomar como jugo tres o cuatro veces al día. Ayuda a moderar los moretones, para lo cual hay que machacar unas ramitas de perejil con sus hojas y ponerlas sobre el moretón; este desaparece más rápido que sin tratamiento. Para combatir el mal aliento, se mojan unas ramitas con hojas frescas en vinagre y lo controla por unas 3 h. También se puede usar en la alimentación de los perros, sobre todo, los que conviven en la casa para combatir el mal aliento que suelen tener estas mascotas. Este cultivo siempre tiene mercado, sean pequeños o grandes. Siempre es recomendable consultar al médico para su uso medicinal.

“La educación es la base del desarrollo de las comunidades” (p.m.g.).

Articulo de Dr. P. M. Gibert

Fuente: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/abc-rural/cultivo-de-perejil—dr-p-m-gibert-1627210.html

0 COMENTAR

Comenta este articulo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *