/ Destacados / El Indert dispuso de tierras que no son suyas y ahora deben ser devueltas

El Indert dispuso de tierras que no son suyas y ahora deben ser devueltas

En Abaí, la colonia María Auxiliadora fue creada en propiedad privada. El Indert entregó títulos que corresponden a fincas distintas. Ahora hay que devolver la tierra ajena. En el lugar rige una medida cautelar que los productores violan.
En el distrito de Abaí, departamento de Caazapá, el entonces Instituto de Bienestar Rural, actual Indert, creó la colonia María Auxiliadora; esto ocurrió a mediados de los años 80.

La colonia fue establecida sobre cuatro mil hectáreas de la firma Agropeco SA; hoy propiedad de Cardenales SA.

El instituto agrario inició gestiones de compra con la empresa pero no se llegó a firmar un contrato y el inmueble nunca fue transferido; la empresa recibió 50 millones de guaraníes en carácter de entrega inicial.

El problema surge en la década de los 90 cuando funcionarios del instituto agrario inician la entrega de títulos de propiedad: el 95 por ciento de las fincas fue entregada a colonos brasileños y el porcentaje restante a ciudadanos paraguayos.

Los títulos fraudulentos comenzaron a ser objeto de comercialización y hoy día ya se tiene de todo: venta de derecheras, reventa de títulos, arrendamiento, prenda de inmueble.

El tema es que la actual propietaria, Cardenales SA, quiere recuperar su tierra, loteada en forma arbitraria por el instituto agrario.

La actual administración del Indert no es responsable de lo que está pasando en la colonia María Auxiliadora pero no puede limitarse al rol de mediador.

Es oportuno señalar que el mismo Indert reconoce que los títulos fueron entregados como si fueran tierras de Agropeco pero que en realidad los números de fincas corresponden a propiedades diferentes.

Indert rechazó donación

El 4 de marzo de 2014, el Indert y Agropeco firmaron un acuerdo donde consta que la tierra pertenece en forma exclusiva a la firma privada.

En esa oportunidad, Agropeco devolvió al Indert los 50 millones de guaraníes que había recibido como seña de trato; de este modo, el Estado ratificó que carece de derechos e interés sobre las tierras.

El instituto agrario rechazó la oferta de donación de 1.500 hectáreas, presentada por Agropeco; esta fracción tenía como destino a campesinos paraguayos.

El rechazo de la donación fue comunicado a la firma por resolución Nro. 3010 del 3 de noviembre de 2016.

Se tuvo una excelente oportunidad para solucionar la ocupación precaria que tienen hoy día los campesinos que viven en la colonia María Auxiliadora.

La resolución número 3.010 no argumenta los motivos del Indert para no aceptar la donación de 1.500 hectáreas.

Violación de la ley

El pasado 31 de agosto, el juez Luis Fernández Venialgo, de San Juan Nepomuceno, firmó una medida cautelar sobre las cuatro mil hectáreas en litigio.

Sobre la fracción rige la prohibición de introducir cualquier innovación.

La disposición judicial fue ratificada por auto interlocutorio Nº 332 de la Cámara de Apelación, el 29 de diciembre último.

A pesar de ello, un grupo de productores de origen brasileño ingresó en la propiedad privada para realizar la siembra.

Luego de sembrar, viene la cosecha: el domingo pasado, un grupo de personas intentó atropellar un cordón policial parar permitir el ingreso de cosechadoras.

El productor Adenir Luis Canei buscó el apoyo de sus vecinos y logró reunir a unas 200 personas dispuestas a pasar por alto a los efectivos policiales; la llegada de refuerzos evitó un enfrentamiento.

En la zona se habla de que los campesinos paraguayos fueron manipulados por los brasileños y el resultado fue el rechazo de la donación de 1500 hectáreas.

Hubiera sido la solución para los campesinos.

roque@abc.com.py
Fuente: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/economia/el-indert-dispuso-de-tierras-que-no-son-suyas-y-ahora-deben-ser-devueltas-1663508.html

0 COMENTAR

Comenta este articulo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *