/ Destacados / MAQUILA EN PARAGUAY: NI BOOM NI CRASH

MAQUILA EN PARAGUAY: NI BOOM NI CRASH

Fernando Masi

El régimen de maquila ha sido una de las banderas agitadas para atraer inversiones extranjeras al país. También se ha vendido la idea  que la maquila podría convertirse en la plataforma de una industrialización más sostenida del Paraguay. Los resultados muestran que el sector se ha dinamizado, pero no lo suficiente para cumplir con las metas del “marketing” gubernamental.

 

Al inicio de su gestión, el Gobierno actual eligió la maquila como “punta de lanza” de un proceso de mayor industrialización del Paraguay y desplegó un intenso trabajo de atracción de inversiones extranjeras. La maquila es una industria que se caracteriza por el ensamble de partes antes que por la producción total de las mismas, y que está orientada en un 90% a la exportación. Existe un régimen tributario especial (un solo impuesto de 1% sobre las ventas) que actúa como incentivo a la inversión en este tipo de operaciones, principalmente de capitales extranjeros.

El comportamiento de las exportaciones

De acuerdo con las cifras oficiales, en los últimos años las exportaciones del Paraguay alcanzaron un promedio de US$ 10 mil millones anuales. Claro que ese total incluye tanto las reexportaciones como la venta de energía eléctrica a nuestros vecinos. Considerando que las reexportaciones son productos extranjeros y que la electricidad es un bien casi intangible con mercados cautivos, la oferta exportable del Paraguay se reduce a sus excedentes de bienes genuinos, sean ellos materias primas o productos procesados.

Así, la oferta de productos genuinamente nacionales alcanzó un promedio de US$ 6 mil millones en los últimos años, de los cuales el 42% correspondió a materias primas agrícolas y un 45% a productos agroindustriales o agro alimentos, principalmente harina y aceite de soja y carne congelada y refrigerada.

Teniendo en cuenta que la agroindustria se caracteriza por el escaso procesamiento de materias primas (poco valor agregado), generalmente ambos renglones son considerados commodities. De esta forma, el 87% de las exportaciones paraguayas, en promedio anual, ha consistido en commodities y solamente un 13% en productos más puramente industriales. Esta tendencia se mantiene desde 2013, a pesar del descenso que las exportaciones experimentaron por causa de la reducción de los precios internacionales de los commodities.

 

 

 

 

 

 

 

GRAFICO 1. Exportaciones Total País – Millones de US$
PRODUCTOS 2013 2014 2015 2016
Materias primas* 3.613 3.083 2.498 2.508
Agroindustria ** 2.830 3.527 2.944 3.057
Manufacturas no agroindustriales 767 882 850 806
Total Productos Industriales 3.598 4.409 3.794 3.863
Total País 7.211 7.492 6.292 6.371

Fuentes: BCP-OBEI. * Agrícolas. ** Principalmente harina y aceite de soja y carne congelada, también azúcar, lácteos, arroz y otros productos alimenticios.

 

El desempeño de la maquila

Las exportaciones en concepto de maquila han venido creciendo en forma importante a partir de 2013. Así, de un monto total anual de US$ 160 millones en 2013 se elevaron a US$ 295 millones en 2016. Pero su participación en el total de las exportaciones sigue siendo muy escasa luego de pasar de 3,2% en 2013 a 4,6% en 2016. La participación en la suma de exportaciones industriales (incluidas las de productos agroindustriales) es mayor pero todavía poco significativa: de 4,4% en 2013 y 7,6% en 2016.

Pero el impacto de la maquila en las manufacturas no agroindustriales (o más puramente industriales) es más importante, con una participación que ha pasado de 21% en 2013 a 37% en 2016. Es posible afirmar, entonces, que la maquila se está convirtiendo en un componente cada vez más determinante del aumento de las exportaciones manufactureras del Paraguay, aunque su participación en el total exportado por el país siga siendo marginal.

GRAFICO 2. Exportaciones de Maquila. Millones de US$

PRODUCTOS 2013 2014 2015 2016
Total Exportaciones 7.211 7.492 6.292 6.371
Manufacturas* 767 882 850 806
Maquila 160 236 255 295
Maquila como % del total exportado 3,2 3,2 4,1 4,6
Maquila como % de Expo de Manufacturas* 21,0 27,0 30,0 37,0

Fuentes: BCP-OBEI. *No se incluye agroindustrias.

En las operaciones de maquila se destacan las fábricas de autopartes con una participación del 46% en el total de las exportaciones de este sector, seguidas por los productos textiles con otro 23%. Básicamente, estos dos renglones, más el de fabricación de plásticos, aportan el 80% de las exportaciones de maquila[1].

El Brasil constituyó el 70% del mercado de maquila entre los años 2013 y 2016. De hecho, toda la producción de autopartes y la mayor proporción de textiles y plásticos tienen al Brasil como mercado[2].

Además, la maquila es generadora de una importante cantidad de puestos de trabajo. De acuerdo con cifras oficiales, las factorías de maquilas dan trabajo a 11.000 personas, concentrándose el 63% de esa mano de obra en la elaboración de autopartes y textiles[3].

Sin embargo, los proyectos aprobados para maquila no constituyen más que el 14% del total de inversión extranjera directa (IED) acumulada entre 2013 y 2016[4]. Téngase presente que, luego de alcanzar su nivel máximo en 2012, los flujos de IED han venido disminuyendo en los últimos cuatro años.

Desde la creación del régimen de maquila en el año 2000, este renglón productivo recibió poca atención de los gobiernos, y la mayor dedicación que le brindó la actual administración desde 2013 tampoco generó resultados espectaculares. El crecimiento de las exportaciones y de las inversiones, en esta modalidad, fue en este período varias veces mayor que en todos los anteriores, pero la maquila no se ha convertido en el motor de la industrialización del Paraguay, ni mucho menos.

Una de las principales razones de ello tal vez resida en el hecho de que la mayor parte de las compañías que invierten en maquila, principalmente las brasileñas, son empresas medianas y pequeñas. Si alguna participación hubo de corporaciones grandes, sus inversiones no fueron necesariamente mayores. La excepción estaría dada por las empresas asiáticas productoras de cableados para automóviles que se montan en el Brasil. De hecho, prácticamente el 50% de las exportaciones de maquila consisten en autopartes. Este tipo de producción podría abrir un renglón importante en la industria nacional, siempre y cuando se diversifique y, entonces, pueda ser objeto de mayor inversión extranjera. Pero, para que ello ocurra, es necesaria la firma de un acuerdo automotor bilateral con el Brasil, que hasta el momento no se concreta[5].

De todos modos, sería poco realista pensar que la maquila en el Paraguay pueda convertirse en algo similar a lo que fue el fenómeno de la maquila en México en los 70 y 80 del siglo pasado, o alcanzar la importancia de las zonas de procesamiento para exportaciones en China. Mientras las grandes inversiones de las que el país se ha beneficiado se han ubicado en el sector de las agroindustrias, y las potenciales grandes inversiones están siendo consideradas en el sector de minerales no metálicos (cemento, principalmente), en el de minerales metálicos (titanio, oro, uranio) y en el de petróleo y gas, la maquila no puede aspirar a llegar más allá de ser solo un complemento del aparato productivo nacional.

 

 

[1] CNIME. Informe Estadístico. Abril 2017.

[2] Datos del Banco Central del Paraguay (BCP).

[3] CNIME. Ibid.

[4] Datos de CNIME y BCP.

[5] En el Mercosur, tanto el sector automovilístico como el azúcar no hacen parte del Tratado de Asunción, por lo que cualquier liberalización comercial de los mismos pasan por acuerdo bilaterales entre los países miembros.

 

Fuente: Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP)

0 COMENTAR

Comenta este articulo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *