/ Destacados / Una Mirada desde la Red Rural al Año que culmina 2017

Una Mirada desde la Red Rural al Año que culmina 2017

La lucha por la tierra y por mejores oportunidades para un crecimiento y desarrollo integral y digno de la población popular rural y urbana, fueron la constante este año que culmina. Se inicia otro con desafíos y un escenario social, económico y político de cierta incertidumbre de cara a las elecciones generales, unos comicios que lejos están de definir un modelo de desarrollo diferente al que está vigente.

Desde el poder público claramente las directivas apuntaron en el 2017 a fortalecer modelos de desarrollo y producción que, en muchos casos, lejos estuvieron de dignificar al hombre y de reivindicar modelos que realmente se constituyan en herramientas para superar la pobreza y la extrema pobreza que padecen importantes mayorías de la población.

El inmoral apoyo al modelo del agro negocio, las fumigaciones que envenenan a las personas y agreden al ambiente, los cultivos extensivos como la soja y las presiones para vender sus pequeñas parcelas, sin embargo, encontraron resistencia en algunos puntos del país. En zonas de Caaguazú y de Concepción, hubo movilizaciones impidiendo la siembra mecanizada de soja y la fumigación.

Los desalojos y quemas de viviendas de campesinos e indígenas fueron hechos desgarradores que pintaron un estado al servicio de terratenientes nacionales y extranjeros a quienes no importaron la suerte de mujeres, niños y ancianos que viven como parias en su propio país.

Estos ejemplos se irán multiplicando en la medida en que las instituciones y agentes del Estado actúen con descarada parcialidad en favor de poderosos sectores agros empresariales en detrimentos de campesinos que buscan salir adelante y reivindican la AGRICULTURA FAMILIAR CAMPESINA como modelo de producción de alimentos sanos y de sobrevivencia.

Prueba fehaciente del parcialismo de agentes del Estado son los audios divulgados por medios de comunicación que desnudan el asqueroso, inmoral y vergonzoso manejo de las instituciones republicanas al servicio de intereses personales y grupales, especialmente del Poder Judicial y la influencia de parlamentarios.

Ante estos escandalosos hechos hay una tímida y acomodada reacción de algunos estamentos estatales que más bien apuntan a blanquear la situación. En países donde rigen el estado de derecho ante hechos similares hubiera provocado una renuncia en cadena, empezando por ministros de la Corte Suprema de Justicia, del Fiscal General del Estado, fiscales y parlamentarios involucrados en este escándalo.

Ciudadanos, adultos y jóvenes, de la ciudad también tuvieron este año un marcado protagonismo movilizándose por sus reivindicaciones y ante atropellos y violaciones constitucionales y legales que ejercieron agentes del Estado, entiéndase fiscales, ministros, funcionarios y jueces.

La falta de gestión y de respuestas a los reclamos de sectores campesinos fueron expuestos nuevamente este año en movilizaciones que protagonizaron miles de labriegos de la Federación Nacional Campesina (FNC) y de ocupaciones de la ciudad capital de integrantes de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI), y de otros sectores sociales organizados. Las perspectivas para el año que se inicia no son muy alentadoras. Esto desde el punto de vista de las elecciones generales que se celebrarán en abril de 2018. Ninguno de los dos principales candidatos al Ejecutivo garantiza un modelo de desarrollo rural sustentable y sostenible que apunte a la institucionalidad de la República y a la dignificación de la persona.

No obstante, la Red Rural insta a las autoridades a tener una lectura clara de que la ciudadanía ya no está dispuesta a tolerar las barbaridades que impunemente se vienen cometiendo en desmedro de los más vulnerables de este país.
Diciembre de 2017
Red Rural de Organizaciones Privadas de Desarrollo

0 COMENTAR

Comenta este articulo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *